Consejos para repostar rápido y bien (I)

Consejos para repostar rápido y bien (I)

Se trata de una operación que realizamos casi a diario o, al menos, una vez por semana, que no requiere grandes esfuerzos pero sí una cierta técnica que no solo nos facilitará las cosas sino que nos permitirá también ahorrar tiempo. Y es que aunque echar gasolina no sea una operación de riesgo ni requiera de grandes destrezas ni conocimientos, lo cierto es que más de la mitad de los conductores no consigue repostar de manera óptima.

 

Consejos para repostar rápido y bien
Consejos para repostar rápido y bien

 

Desde Global Estaciones de Servicio hoy te traemos una serie de consejos prácticos para repostar de manera correcta. Tanto si eres un conductor novel como un experto al volante, nunca está demás conocer los trucos y técnicas que nos permitirán repostar combustible como un experto del ‘pit lane’.

 

¿Diesel o gasolina?

Parece una obviedad, pero más de un conductor se ha hecho esta pregunta al coger prestado el coche de un amigo, alquilar un vehículo o repostar por primera vez. En el fondo, pararse a pensar un momento sobre el tipo de combustible no es una cuestión baladí, ya que echar el carburante equivocado puede dañar gravemente nuestro vehículo.

Incluso si conocemos perfectamente el motor de nuestro coche, podemos despistarnos y coger la manguera equivocada. Si esto ocurre y nos percatamos antes de arrancar, lo primero que debemos hacer es llamar a una grúa para que los mecánicos extraigan el combustible lo antes posible.

Si por el contrario, nos percatamos en la carretera del error cometido, no hay que alarmarse, pero sí ser conscientes de que vamos a tener que hacer frente a una más que considerable factura de reparación. En concreto, si echamos gasoil a un automóvil que requiera gasolina, nos daremos cuenta enseguida de que algo no marcha bien: comenzará a echar humo blanco, dará tirones y en poco tiempo se parará.

Debemos estar preparados psicológicamente, ya que es muy probable que nos dejemos los ahorros para las vacaciones en la reparación del coche. Para empezar, habrá que sustituir el filtro del combustible y las bujías. En ciertos casos también pueden producirse daños más graves que afecten a los inyectores, y que estropeen tanto a la bomba inyectora como la de combustible. Incluso dejar inservible el catalizador o ciertas partes del motor. Lo dicho, antes de repostar, hay que pararse a pensar un segundo.

 

Apagar el motor

Este consejo también parece una obviedad, pero nunca está demás recordarlo. En cuanto lleguemos a la estación de servicio debemos girar la llave y apagar también las luces. La mayor parte de los incendios en automoción son causados por un contacto eléctrico, por lo que se trata de una medida de seguridad y prevención que hay que cumplir a rajatabla. Por supuesto, debemos echar también el freno de mano para evitar posibles sustos.

 

Sin humos ni aparatos eléctricos

Fumar en una estación de servicio o cerca de sus instalaciones es un acto altamente peligroso e irresponsable. No es que las gasolineras sean un espacio libre de humos por un capricho azaroso, es que fumar en una estación de servicio puede tener consecuencias muy graves, tanto para el imprudente que se enciende el cigarro como para el resto de personas próximas a él, ya que una sola chispa puede desencadenar un incendio de grandes dimensiones.

También es aconsejable apagar los aparatos eléctricos al entrar a repostar, como la radio del vehículo, y se recomienda no hablar por el teléfono móvil mientras se echa la gasolina.

La próxima semana, desde Global Estaciones de Servicio continuaremos esta entrada con más consejos para repostar de manera segura, rápida, limpia y profesional.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp