Consejos para un lavado de coche de primera

Consejos para un lavado de coche de primera

Muchas son las veces en las que nos hemos acercado a una gasolinera y tras repostar combustible, hemos pensado en lavar nuestro vehículo, bien sea bajo lavado de pistola, ó en las máquinas de lavado automático. Para todas aquellas personas que les guste tener el coche limpio por dentro y por fuera, en este artículo, vamos a dar una serie de consejos para un lavado duradero y de primera calidad, además de sacarle brillo. Así que, si tienes un coche mate, opaco, desgastado y sin brillo puedes poner fin a esta situación.

 

Consejos para un lavado de coche de primera
Consejos para un lavado de coche de primera

 

Lo primero que debemos de hacer es lavar nuestro coche y decirle adiós a la suciedad, para esto es aconsejable darle primero un repaso con la pistola de agua a presión, en zonas dónde el túnel de lavado no elimina los restos de suciedad al 100%. Una de estas zonas es por ejemplo, en los huecos de las ruedas, ya que se acumulan materiales de desecho, como puede ser barro, piedras adheridas y toda clase de suciedad.

El agua a presión sale con mucha fuerza, con lo que es aconsejable que guardes una distancia de seguridad para no dañar la pintura. Hay cierta suciedad que se resiste a este tipo de limpieza, por ejemplo, los restos de insectos. Para ello debemos de ayudar a la pistola a presión con otros materiales complementarios, por ejemplo papel o una esponja de usar y tirar.

Una vez realizada la primera limpieza con la pistola de agua, procedemos a meter nuestro coche en el túnel de lavado. Los túneles de lavado, tienen por lo general varios tipos de programas. Dependiendo del tipo de programa, contamos con unas series de características. Por ejemplo, una de las ventajas que existen en los túneles de lavado es la denominada “espuma activa”, la cual, es una espuma que elimina con facilidad los restos de suciedad que otras espumas no eliminan. Tras el proceso de lavado y secado, debemos secar a mano, las pequeñas gotas residuales que han quedado en espejos, cristales y demás. En nuestras instalaciones, disponemos de rollos de papel para que todos aquellos puedan partir con el coche perfecto.

Tras una limpieza general de este tipo, es normal que los imperfectos o rayados, estén más a la vista, como por ejemplo los arañazos superficiales de los tiradores de las puertas. Puedes disimular estas imperfecciones con pasta de pulir. Esta pasta ha de aplicarse sobre la carrocería con un trapo que no sea de microfibras, sino lo más compacto posible. Aunque para sacar el máximo brillo a tu coche, lo ideal es ponernos en manos de un taller chapista. Ten en cuenta que una pintura bien cuidada no es sólo la mejor tarjeta de visita de tu vehículo, también lo protege de la corrosión. Antes de aplicar cualquier producto para pulir tu coche, debes de tapar con papel o cinta adhesiva, los elementos de plástico de tu coche para evitar desperfectos colaterales.

Hay que tener en cuenta los cuidados en lo que se refiere a chapa y pintura según la vida del vehículo, es decir, la pintura de un coche nuevo se aprecia como si estuviese totalmente lisa. Pero al cabo de los 3 años se pueden apreciar los primeros rastros del tiempo, ya que la superficie de la pintura ya no es lisa, sino que hay pequeños valles y elevaciones.

Si el color de la carrocería de tu vehículo es color mate desgastado, de nada sirve que lo laves, para devolverle el brillo tendrás que ponerte en manos de profesionales.

Si disponemos de tiempo, ganas y un poco de maña, podemos sacarle mucho partido a nuestro vehículo devolviéndole su brillo a casi cualquier tipo de pintura.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp