Gasolineras con un alto valor añadido

Gasolineras con un alto valor añadido

¿Qué es lo que más valoran los clientes en una gasolinera? ¿Qué factores influyen a la hora de realizar una parada en una estación de servicio y no en otra? ¿Qué son las llamadas ‘gasolineras fantasma’? ¿Qué modelo de negocio se impondrá en el futuro?.

 

Gasolineras con un alto valor añadido
Gasolineras con un alto valor añadido

 

Vamos a comenzar tratando el tema de las gasolineras fantasma o low cost, que son, en realidad, mini estaciones de servicio sin trabajadores. Esta nueva modalidad de negocio, que se está abriendo paso, a pesar de las críticas de agentes del sector, patronal, sindicatos y asociaciones de usuarios, presenta una serie de ventajas e inconvenientes que, a continuación, vamos a desarrollar.

En nuestro país, existen actualmente cuatro comunidades autónomas que ya se han negado a la implantación de este servicio de repostaje desatendido. Se trata de Andalucía Navarra, Castilla-La Mancha y Aragón, que ha sido la última comunidad en sumarse, el pasado mes de enero.

Según los últimos datos publicados, alrededor de mil gasolineras españolas responden, actualmente, a este modelo de negocio. Es decir, no ofrecen atención al cliente, ya que no disponen del personal necesario. Tampoco pueden proporcionar otros servicios propios de las gasolineras convencionales.

Se calcula que las gasolineras sin trabajadores suman el 10 por ciento del total de estaciones de servicio en nuestro país. Sus principales ventajas son las siguientes: combustibles potencialmente más baratos para los conductores y una capacidad de crecimiento mayor para el empresario, gracias a un posible aumento de los beneficios.

Entre sus inconvenientes destacan los siguientes factores: riesgos para los propios usuarios (peligro de incendio por el vertido de combustible), problemas en el servicio (errores en el pedido o el cobro de la gasolina, que debe realizarse necesariamente con tarjeta de crédito) o la destrucción de puestos de trabajo.

Por otra parte, distintas asociaciones de personas con discapacidad han llamado la atención sobre el hecho de que los ciudadanos con movilidad reducida son excluidos de este tipo de estaciones de servicio, lo que supone una discriminación para las personas que padecen problemas de accesibilidad.

Frente a las gasolineras fantasma están cobrando fuerza las estaciones de servicio híbridas, es decir, con empleados durante el día y desatendidas por la noche. Las infraestructuras del modelo híbrido son como las convencionales, es decir, espacios con instalaciones como tienda, baños y otros servicios.

Tienda y hotel, valores añadidos

Tanto los conductores particulares como los profesionales de la carretera valoran la atención al cliente y los servicios añadidos a la hora de elegir una gasolinera u otra. El hecho de que la estación de servicio tenga acceso directo desde la vía por la que se transita es, sin lugar a dudas, un factor primordial. Con todo, el trato dispensado por el personal y su profesionalidad son elementos altamente influyentes a la hora de decidir dónde repostar combustible.

Otro de los aspectos que el cien por cien de los conductores valora muy positivamente son las instalaciones. El estado de las mismas (infraestructuras de calidad, limpieza, cuidado al detalle, etc.) supone un plus que trasciende el mero repostaje de combustible. En ocasiones, incluso los servicios extra representan el principal reclamo del negocio, atrayendo a clientes que acuden exclusivamente por la calidad de la comida del restaurante, las impecables instalaciones del hotel o la completa tienda de la estación de servicio.

Lo cierto es que hay quien concibe las gasolineras como meros lugares donde echar gasolina y quien encuentra en las estaciones de servicio un completo modelo de negocio que permite diversificar la inversión para satisfacer diferentes necesidades comerciales. Lo que está claro es que precios competitivos, un servicio profesional e instalaciones de calidad serán siempre valores en alza para los conductores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp